Turmeric latte personalizado ( leche dorada )

Turmeric latte personalizado ( leche dorada )

Lo que hoy llamamos “turmeric latte” o “leche dorada” es un bebida que se toma hace siglos en la India con el nombre de “haldi doodh”. La versión original, que aún se sirve en las casas tradicionales y que tomé recientemente en el ashram sede de la asociación internacional de yoga y meditación de los himalayas, se lo prepara cada quien, por la noche, al acercarse a una mesita con una jarra  de leche de vaca, recién ordeñada, hervida y caliente, un recipiente con cúrcuma en polvo y otro con “Jaggery” que es parecido a nuestra panela. La idea original de esta bebida era beneficiarse de las propiedades de la cúrcuma que son muchas: antioxidante, antiinflamatoria y calmante por citar algunas. La leche caliente era el medio graso ideal para que los compuestos de la cúrcuma, solubles en grasa, se absorbieran mejor en el organismo.

Las arandelas vinieron después: pimienta negra, cardamomo, canela, jengibre etc. Pero reconozco que las arandelas me encantan. Alguien en la India me confesó que si su mamá le hubiera preparado “haldi doodh” a la manera de un “ turmeric latte” moderno cuando niña, tal vez lo habría tomado con mayor gusto y frecuencia.

A continuación diferentes combinaciones de Leche dorada” para cada “dosha” o para cada momento.

Leche dorada para equilibrar VATA

Cuando queremos sentirnos más serenos y enraizados. Para calmar la ansiedad y dormir mejor:

Cúrcuma, jengibre, azafrán, canela, nuez moscada y cardamomo

1 ½  cucharadita de cúrcuma fresca rallada o 1/2 de cucharadita de cúrcuma en polvo

½ cucharadita de jengibre fresco rallado

1 cucharadita de ashwagandha o una pizca de azafrán

Nuez moscada rallada para servir.

Leche dorada para equilibrar PITA

Para calmar la reactividad y la tensión. Para equilibrar el exceso de fuego:

1 ½  cucharadita de cúrcuma fresca rallada o 1/2 de cucharadita de cúrcuma en polvo

¼ de cucharadita de cardamomo molido

¼ de cucharadita de esencia de vainilla natural

Leche dorada para equilibrar KAPA

Cuando nos sentimos estancados, lentos y queremos estimular nuestro metabolismo y nuestra vida.

1 ½  cucharadita de cúrcuma fresca rallada o 1/2 de cucharadita de cúrcuma en polvo

½ cucharadita de jengibre fresco rallado

Una pizca de pimienta negra recién molida

Una pizca de clavo recién molido

En una olla pequeña vierta ½ taza de agua, ½ taza de leche de vaca fresca o leche de coco fresca o leche de almendras. Añada las especias y lleve a ebullición. Apague y deje infusionar por 5 minutos. Prenda el fuego nuevamente y una vez hierva, apague. Luego licúe, cuele y sirva. Endulce con un poquito de miel o panela, o unas gotas de estevia si lo necesita.

Artículos relacionados a esta receta:

El maravilloso mundo de las especias


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Quieres más bienestar en tu vida?

Suscríbete a nuestro boletín mensual y recibe tips, articulos y recetas fáciles y poderosas.

Newsletter